Caras y Caretas números del 0001 al 0117

Posted By: Coda
Caras y Caretas números del 0001 al 0117

Caras y Caretas números del 0001 al 0117
Buenos Aires (Argentina), 1898-1900 | Spanish | CBR | 117 núm. | 3.32 GB Total

Subtitulado como “semanario festivo, literario, artístico y de actualidades”, es la reaparición en Argentina del título que el emigrado español Eustaquio Pellicer fundara en Montevideo en 1890. A este periodista y escritor, que aparece aquí como redactor, le acompañan en esta nueva fundación periodística otro compatriota, el dibujante Manuel Mayol, que utiliza el seudónimo “Heráclito”, y Luis Pardo. Como director aparecerá Bartolomé Mitre y Vedia, que pronto será sustituido por José Sixto Álvarez, conocido con el seudónimo Fray Mocho.

Como su antecesora, la publicación porteña continuará dedicando toda su primera página a una gran caricatura a color de personajes de la vida pública, y sus contenidos estarán divididos en secciones, algunas de ellas recuperadas de su etapa uruguaya, como “Menudencias”, y otras nuevas, como “Sinfonía”, con dibujos, viñetas y textos en prosa y verso sobre cuestiones políticas y sociales. También empezará a incluir fotografías y publicidad comercial.

Al fallecer Álvarez en 1903, Carlos Correa Luna asumirá la dirección de una revista que llegará a ser considerada como la pionera y representante de la madurez del humorismo político argentino, que utilizará la viñeta como arma contra la corrupción y los gráficos costumbristas como crítica de la vida cotidiana. Junto al ya citado Mayol, sus principales ilustradores serán dibujantes excepcionales como José María Cao o Eduardo Álvarez Villalobos.

La revista irá aumentando su paginación inicial de 24 páginas e incluyendo nuevos contenidos, como biografías y bibliografía, crítica y creación literaria y, sobre todo, crónicas y reportajes del mundo del espectáculo, principalmente el cinematográfico, amparado en una gran industria argentina, y de actualidad universal, dedicándole especial atención a España, hispanoamérica y a la propia Argentina. Su evolución hasta convertirse en una gran revista gráfica o magazine, sobre todo a partir de 1914, es tan espectacular, que se convierte en la publicación más leída en los ambientes urbanos tanto de Argentina como de Uruguay, Chile o Perú en la década de los treinta del siglo veinte, en paralelo al vertiginoso despegue económico argentino. Su evolución la convertirá en un valioso testimonio de la sociedad ilustrada de la época. Llegará a publicar en hojas de gran tamaño y en tirada a parte caricaturas coloreadas.

Si en un principio entre sus colaboradores se encontraban Julio Castellanos o Luis García, conforme evoluciona de revista humorística a gran magazine gráfico de actualidad, irán apareciendo textos de ilustres españoles, como Emilio Castelar, Ramón María del Valle Inclán, o Miguel de Unamuno, junto a traducciones de escritores norteamericanos o europeos (Thomas Mann, etc.), y colaborarán los más cualificados escritores hispanoaméricanos del modernismo, como Leopoldo Lugones, Horacio Quiroga, Rubén Darío, José Enrique Rodó o Roberto Payro (Jorge Luis Borges intentó publicar también en ella en 1918). A estos contenidos se unirán crónicas y reportajes de actualidad internacional, de modas, deportes o de sociedad, así como narraciones o novelas cortas. La revista abrirá sus páginas a toda una generación de periodistas y jóvenes escritores que sobresaldrán en las letras argentinas y a firmas como las de Pablo Suero, Antonio Castro Leal, Elvira Ferreira, Raúl P. Osorio, Guillermo de Loja o Sady Zañartu.

Fue una de las pocas revistas del mundo que publicó grandes y numerosos reportajes de actualidad, como la caída de la monarquía y la proclamación de la república española en 1931 o la asunción de Hitler al poder en Alemania y el inicio de la segunda guerra mundial, con un vasto material fotográfico y textos de alta calidad. Su publicidad será abundantísima, reflejo de la sociedad consumista de una Argentina próspera, y su paginación superaba en sus últimos años el centenar de páginas.

De 1898 a 1939 publicó un total de 2.139 números. Se publicó en una segunda época, entre 1951 y 1955.

Grandes Batallas (10 núms)

Posted By: Coda
Grandes Batallas (10 núms)

Grandes Batallas (10 núms)
Ed. Ferma, 1965 | Spanish | CBR | 10 núm. | 535 MB Total

Babette (9 núm.)

Posted By: Coda
Babette (9 núm.)

Babette (9 núm.)
Edic. Toray, 1964 | Spanish | CBR | 9 núm. | 317 MB Total

Pakitu (153 núms) 1923-1926

Posted By: Coda
Pakitu (153 núms) 1923-1926

Pakitu (153 núms) 1923-1926
Revista, Barcelona, 1923-1926 | Spanish | CBR | 153 núm. | 1.46 GB Total

Debido a que el semanario Papitu había incrementado, a juicio de las autoridades, su carga erótica, el gobernador civil de Barcelona suspendió, a finales de septiembre de 1923, la edición de la publicación (el último número que aún pudo aparecer fue el 758, del 26-09-192). La sanción era indefinida y tenía lugar en el contexto de la recién proclamada dictadura del general Miguel Primo de Rivera, lo cual no daba seguridad alguna de que pudieran prosperar los recursos jurídicos que considerase oportuno interponer la empresa editora, que era la de los Tallers Gràfics Costa (calle Comte de l’Assalt nº 45 Barcelona). Por ello, el propietario y editor de la publicación, Félix Costa, optó por recurrir a un procedimiento que entonces era muy habitual en la prensa de humor y que él ya había llevado a cabo con los semanarios La Figa, La Piga y La Pepa: publicar el semanario con otro título. La estructura tipográfica, en la que se realizaban unos mínimos cambios, era básicamente la misma. Así pues, Pakitu (una sola letra lo distinguía de Papitu) salió a la calle el día 3 de octubre, una semana después de la sanción a su antecesor. Y a parte de unos ligeros cambios en los títulos de algunas secciones, todo se mantuvo igual que antes, como si Pakitu fuera un plagio de Papitu, y no había peligro de interposición de una demanda legal en tal sentido, pues los imitados eran los propios imitadores.

Pakitu, no obstante, manifestaba nacer con el propósito de distanciarse de su hermano mayor, pues en su primer número declaraba: "El PAPITU, el nostre estimat germà, donat el seu mal cap, ha tingut que tocar el dos de Barcelona. Ja l’hi dèiem nosaltres: «Noi, tu acabaràs malament!». Però ell ens feia el mateix cas que els pardals de la Rambla de les malediccions dels transeünts. Mentre l'hereu sigui fora, s'encarregarà de divertir la parròquia en PAKITU, el seu germà petit. Però en PAKITU, si bé és alegre com un bateig, és moral com un reparto de premios; i no esperin que els hi surti amb verdositats, car li fan tres coses. En PAKITU vol fer riure sense faltar a la criança. Vol que del seu bon humor en gaudeixi tothom sense tenir que fer-ho d'amagatotis. Si l'esgarriat PAPITU, mentrestant, posa seny, tornarà i serà rebut com un hijo prodigio. Si no té esmena, aquí queda el PAKITU, servidor de vostès". (“PAPITU, nuestro querido hermano, por culpa de su mala cabeza, ha tenido que largarse de Barcelona. Ya le decíamos nosotros: «¡Chico, acabarás mal!». Pero él nos hacía el mismo caso que las palomas de la Rambla de las maldiciones de los transeúntes. Mientras el heredero siga lejos, se encargará de divertir al personal PAKITU, su hermano menor. Pero PAKITU, aunque alegre como un bautizo, es moral como un reparto de premios; y no esperen que les salga con verdeces, pues tres cosas le hacen. PAKITU quiere hacer reír sin faltar a su crianza. Quiere que de su buen humor disfruten todos sin tener que hacerlo a escondidas. Si el descarriado PAPITU, entre tanto, sienta cabeza, volverá y se le recibirá como a un hijo “prodigio”. Y si no tiene arreglo, aquí queda PAKITU, servidor de ustedes.”).

Pakitu mantuvo su determinación de no caer en verdositats (contenidos verdes, es decir, eróticos) en los primeros números, pero poco a poco, con mucha prudencia, volvió al estilo de su antecesor sancionado. A pesar de ello, Pakitu logró superar la censura militar, que autorizaba su libre circulación, tal como el semanario se cuidaba de divulgar en un recuadro situado de manera bien visible en un pie de página.

Del aspecto gráfico se encargaban Alfred Pascual Benigani, Valentí Castanys, Regino Bernad, Joan Pérez del Muro, Eduard Serra, Josep Altimira (Oxymel), Ramon Roqueta, Ricard Opisso (Bigre), Jaume Juez (Xirinius), Ferran Bosch, Manuel Garrido y otros colaboradores profesionales y espontáneos, mientras que en los textos destacaba Antonio Rué Dalmau que, bajo el pseudónimo Buendía y Gassol, confeccionaba la sección El Día Bético, una imitación de gacetilla periodística que incluía sucesos redactados en un castellano repleto de catalanadas. Así, en el número 40 del 2 de julio de 1924 se decía: “Ayer, en la Avenida Petritxol, un perro se abalanzó sobre el conocido prestamista don Dimás Ladrón, resultando con una mossegada en la oreja de pronóstico público (el perro, ¿eh?). El pobre animal (el prestamista) fue auxiliado en el Bar Tolillo, de la cantonada”.

La dictadura primoriverista duró hasta 1930, pero la situación anómala de Pakitu, el hermano menor, supliendo la ausencia del hereu (heredero) no se alargó tanto, y después de 159 números, un 13 de octubre de 1926, la publicación sustituta anunciaba alegremente que su final había llegado porque el familiar querido había resucitado: "Tot bé que arriba en aquest món! El gloriós, benemèrit i engrescador PAPITU, després d'una perllongada absència, farà, el proper dimecres, la seva sensacional reaparició a Barcelona, i, com és natural i lògic, el seu company i substitut Pakitu li cedirà el lloc amb aquella alegria. El número de resurrecció del Papitu vindrà a demostrar que és més viu que mai i que ve amb ganes d'armar gresca. Estarà dedicat a l'obsessionant Charlestón i hi col·laboraran firmes d'upa i ninotaires de preu. La coberta serà a dues tintes i tot farà recordar aquell Papitu d'altres temps, que torna a la palestra més trempat que mai i amb una empenta que «atropella». Compreu des de la setmana que ve Papitu” (“¡Todo bien llega a este mundo! El glorioso, benemérito y entusiasmador PAPITU, después de una larga ausencia, hará, el próximo miércoles, su sensacional reaparición en Barcelona, y, como es natural y lógico, su compañero y substituto Pakitu le cederá el sitio con aquella alegría. El número de resurrección del Papitu vendrá a demostrar que está más vivo que nunca y que viene con ganas de armar jaleo. Estará dedicado al obsesionante Charlestón y colaborarán en él firmas de aúpa y dibujantes de precio. La cubierta será a dos tintas y todo hará recordar aquel Papitu de otros tiempos, que vuelve a la palestra más simpático que nunca y con un brío que «atropella». Comprad desde la semana que viene Papitu.”).

Biblioteca Grandes del Cómic Clásicos de la Ciencia Ficción #2

Posted By: Coda
Biblioteca Grandes del Cómic Clásicos de la Ciencia Ficción #2

Biblioteca Grandes del Cómic Clásicos de la Ciencia Ficción #2
Planeta De Agostini, 2004 | Spanish | CBR | 152 páginas | 86.3 MB
Guión: Bill Gaines, Harvey Kurtzman; Dibujo: Wally Wood, Joe Orlando, Jack Kamen

Información proporcionada por la editorial: Con el paso del tiempo, los autores de EC se fueron amoldando a las diferentes publicaciones de la casa encontrando su propio lugar, al mismo tiempo que su estilo se depuraba, resaltando aquellos aspectos más personales e innovadores.

Área de Guerra (Completo)

Posted By: Coda
Área de Guerra (Completo)

Área de Guerra (Completo)
Edic. Vilmar, 1981 | CBR | Spanish | 27 núm. (Completo) | 1.03 GB Totales

La Segunda Guerra Mundial (12 tomos)

Posted By: Coda
La Segunda Guerra Mundial (12 tomos)

La Segunda Guerra Mundial (12 tomos)
Ed. Códex | Spanish | PDF | 12 tomos | 1.03 GB Totales

Publicada en 1965/67, la colección de La Segunda Guerra Mundial de Editorial Códex (Argentina) contó con 144 fascículos. Esos fascículos fueron agrupados en 12 tomos, de 12 fascículos cada uno. Contienen mayormente texto, fotografías, y algunos mapas.

Steve Canyon, de Milton Caniff

Posted By: Coda
Steve Canyon, de Milton Caniff

Steve Canyon, de Milton Caniff
Ed. Eseuve, 1988 | CBR | Spanish | 29 núm. (Completo) | 2.16 GB Totales

La serie de Steve Canyon, está creada en postguerra por el Gran Milton Caniff, justo al abandonar la famosa serie "Terry y los Piratas", y es una obra maestra, aunque a veces al maestro se le va un poco la olla con su exacerbado patriotismo yanqui…pero tiene unos personajes femeninos y unos personajes secundarios, de mucho mérito.

Maestros de la Historieta. Club Vallisoletano de Amigos del Tebeo 1988

Posted By: Coda
Maestros de la Historieta. Club Vallisoletano de Amigos del Tebeo 1988

Maestros de la Historieta. Club Vallisoletano de Amigos del Tebeo 1988
Club Vallisoletano, 1988 | RAR/CBR | Spanish | 24 núm. (Completo) | 1.76 GB Totales
Colección de 24 ejemplares mas Suplementos

Flash Gordon, de Mac Raboy (Volúmenes 0 a 7)

Posted By: Coda
Flash Gordon, de Mac Raboy (Volúmenes 0 a 7)

Flash Gordon, de Mac Raboy (Volúmenes 0 a 7)
Edición B.O., 1948 | CBR | Spanish | 8 vol. (Completo) | 307 MB Total

Reseña de Tebeosfera: Ediciones BO inicíó la publicación de la serie FLASH GORDON, del dibujante MAC RABOY con la plancha fechada el 8-I-1950, debido a que, aunque Raboy empezó a dibujar la seie el 1-VIII-1948, no se publicaron esas 75 planchas porque no se encontraron los originales de tres de ellas. Una vez localizadas esas planchas, ediciones BO preparó una edición para completar cronológicamente la serie.

Historia de la EC

Posted By: Coda
Historia de la EC

Historia de la EC
Ed. Veleta, 1999 | Spanish | CBR | 54 páginas | 59.2 MB
Autores: J. Jiménez Varea y P. Cerrejón

Su nombre es Savage, por Gil Kane

Posted By: Coda
Su nombre es Savage, por Gil Kane

Su nombre es Savage, por Gil Kane
Adventure House Press, 1968 | Spanish | CBR | 54 páginas | 58.0 MB

SU NOMBRE ES SAVAGE es una revista de mediados de los 60, precursora del l NOVELA GRAFICA solo editó un número, su autores son Gil Kane Y Archie Goodwin . La historia estodo un clásico de acción y aventura.

Jungla (completo)

Posted By: Coda
Jungla (completo)

Jungla (completo)
Ed. Maga, 1958 | CBR | Spanish | 37 núm. (Completo) | 346 MB Totales
Guión: Pedro Quesada; Dibujo: Manuel Gago y Leopoldo Ortiz

Tebeo de aventuras exóticas protagonizado por Jungla Salvaje, transportista de caucho por el Mekong, héroe que vive sus aventuras en compañía del forzudo Cabezadura y el jovencito Agustinillo.

El Jinete Enmascarado (Completo)

Posted By: Coda
El Jinete Enmascarado (Completo)

El Jinete Enmascarado (Completo)
Ed. Hispano Americana, 1943 | CBR | Spanish | 29 núm. (Completo) | 603 MB Totales
El guión es, fue obra de F. Stricker , quien se da como historietista español

El Jinete Enmascarado fue el nombre que en España adoptó el famoso Llanero Solitario, defensor de las praderas del Oeste al grito de… ¡Rayo Silver…!, quien con su fiel amigo indio Toro (en América Tonto) recorría cualquier zona en donde pasar o fuera a pasar algo en lo que su intervención fuera precisa. Y si siempre iba acompañado de este indio… ¿por qué diantres le llamaban El Llanero Solitario…, si nunca iba solo?

Cuentos de Brujas (Revista) 32 núms

Posted By: Coda
Cuentos de Brujas (Revista) 32 núms

Cuentos de Brujas (Revista) 32 núms
Ed. La Prensa, 1954-64 | Spanish | CBR | 32 núm. | 1.01 GB Total